lunes, 3 de mayo de 2021

EL GRANITO DE ARENA DE MARINA, PROFESORA DE A.L. EN EL AULA ORDINARIA.

EL GRANITO DE ARENA DE MARINA, PROFESORA DE A.L. EN EL AULA ORDINARIA.  

“si añades un poco a lo poco y lo haces con frecuencia, pronto poco llegará a ser mucho” Budha

Así es mi historia, poquito a poco pero con constancia. Me llamo Marina y soy maestra de audición y lenguaje, habilitada en primaria. Actualmente trabajo como maestra de primaria en primero, en un centro ordinario preferente motórico.

Hace años empezó mi camino como maestra de AL, interviniendo como me habían enseñado en la carrera y basándome únicamente en mi programación de especialista, sacando al alumnado fuera de su aula. Pero un curso con Isabelle Monfort cambió la visión de toda mi forma de trabajar mirando más allá que unos simples objetivos.

Muchas de esas cuestiones me hicieron abrir más los ojos y mirar aún más allá de esas cuatro paredes. Ahí empezó mi aventura. Empecé por entrar en las aulas y observar: cómo aprende el alumnado, cómo se comunica, que estrategias y/o metodología utiliza el maestro o maestra en el aula, los tiempos de descanso que necesita…y ahí empezó todo. Es una barbaridad la cantidad de información que puedes obtener dentro de un aula. Con cada tutor y tutora concretamos las áreas en las que entraría dentro de su aula a intervenir e iniciamos el trabajo. Los comienzos fueron duros pero poco a poco, la cosa funcionaba y todo el alumnado del aula se beneficiaba de las estrategias.

Lo primero que decidimos fue estructurar el aula (rutinas, tiempos de trabajo, inicios y acabados de las actividades…).

Al principio era la maestra de refuerzo, ya que únicamente realizaba yo todo el trabajo acordado, además de escuchar comentarios del tipo: “toca examen ¿te llevas al niño?”, “no sé qué hace en esta escuela cuando debería ir a un Centro de Educación Especial”, “no es mi trabajo” y sí, se pasa mal, pero después de un tiempo era una alegría ver como tus compis tutores seguían el trabajo iniciado, incluso te formulaban nuevas estrategias o ideas al ver que daba resultados.

Y llegó mi destino definitivo por la especialidad de primaria, concretamente en primero de primaria. El inicio fue una odisea, iba muy perdida, pero poco a poco aprendí a ser tutora. En ese momento ya no trabajaba como especialista de AL, pero dicha especialidad fue mi salvavidas para moverme por el aula, ya que recordé lo importante que era observar y aprender. Tras varios días conocí a las especialistas de mi aula que no eran pocas (Terapeuta Ocupacional, PT, AL, Fisioterapeuta y Educadoras) y me encantó al pensar todo lo que podíamos hacer juntas, pero día tras día veía como cada una de ellas sacaba a una de mis alumnas, diagnosticada con Síndrome de Rett, fuera del aula sin conseguir nada. Así que empecé por proponer a las maestras de AL y PT realizar la intervención dentro del aula. La maestra de AL aceptó.

En ese momento, tanto la AL como yo, nos pusimos a buscar información sobre aprendizaje cooperativo y docencia compartida. Lo primero que hicimos fue acordar en qué áreas entraría para que toda la clase aprovechara mejor la intervención, acordamos que sería en NATURALES (vocabulario/comunicación), VALORES (habilidades sociales/comunicación), y CASTELLANO (comunicación). Entre las dos comenzamos a programar las clases utilizando tanto el documento puente, como el Denver…y marcamos unas estrategias conjuntamente.

Posteriormente, convocamos una reunión con todas las compañeras para informarles de las estrategias que habíamos acordado y coordinarlo conjuntamente, por fin conseguimos ir todas a una. Como siempre había avances e ideas nuevas, nos las íbamos comunicando en los pasillos, patio, medios días que no hubiera reuniones…para estar al tanto de cada cambio y estrategia nueva e ir todas al unísono. 

Trimestralmente nos reuníamos todas para evaluar y anotar todo, además de dejarlo registrado en la misma plantilla donde íbamos marcando pequeños objetivos de trabajo. Estas reuniones fueron creciendo, llegando a unirse también los especialistas de E.F, MÚSICA e INGLÉS

Era muy importante que todos y todas aprendiéramos las mismas estrategias y nos dividiésemos el trabajo: cómo utilizar el cuaderno de comunicación, qué instrucciones darle para subir y bajar escaleras, qué materiales crear…y el trabajo fue espectacular. 

He de decir que con la familia y el gabinete externo tuvimos mucha coordinación para ir todos y todas a una, cuantas más ideas mejor. Aunque suena fácil no lo es, pero no nos rendimos.

En cada colegio también hay diversidad de maestros y maestras, por eso poco a poco hay que ir desmontando miedos y abriendo mundos más allá de las cuatro paredes.

Todo esto hizo que aprendiera lo importante que era el trabajo grupal y coordinado, lo llevé a cabo con todo el alumnado de mi aula. Todos y todas aprendieron a trabajar en equipo, a utilizar el comunicador, a modelar y ayudar al compañero o compañera que lo necesitara.

EL DÍA A DÍA

Voy a concretaros el caso de mi alumna, para que todos y todas perdáis esos miedos cuando tenéis un alumno o alumna con grandes necesidades y os animéis a trabajar dentro de su aula sin tener que sacarlos fuera.

La primera semana de clase, nos centramos en explicar a la clase cómo funcionaba un panel de anticipación, el cual, a todos ellos y ellas, les venía genial porque en un golpe de vista sabían enseguida qué asignatura tocaba. 

Todas las mañanas colocábamos las fotos del profesorado que impartía cada asignatura junto con los patios y comidas, para que ellos y ellas lo fueran haciendo, así ellos lo formaban y ella lo iba quitando en cada cambio de clase. -¿Cómo saber el cambio de clase o asignatura?- en nuestro cole cada cambio de asignatura suena una música, por lo que problema resuelto.

La clase estaba dividida en cuatro equipos de cinco alumnos/as. Al principio ella siempre se sentaba en el mismo sitio para que tuviera la autonomía de dirigirse ella sola, y si algún día se le olvidaba, algún compi la modelaba para recordárselo.

-¿Y cómo un niño o niña sabe modelar?- aparte de explicar a toda la clase el panel de anticipación, el sistema PECS (sistema de comunicación pro intercambio de imágenes), que ya os hablaré más adelante, también explicamos que todos y todas necesitamos en muchos momentos “ayuda”, eso no quiere decir que otro compañero o compañera lo haga todo, la ayuda es explicar cómo hacerlo o modelar para que la otra persona aprenda.

Más adelante, comenzamos a reorganizar los equipos, para que no fuesen siempre los mismos, empezamos a colocar algunas gomas elásticas para los pies, pelotas de yoga…para aquellos o aquellas que lo necesitaran. 

Nuestra alumna consiguió cierta autonomía, pero la comunicación es muy importante, además la clase era castellano parlante y el valenciano les costaba bastante, por lo que comenzamos con los pictogramas y con el sistema PECS. 

Como siempre, lo introdujimos primero nosotras, para que poco a poco fueran ellos y ellas quienes lo utilizaran junto con su compañera. Si algún pictograma del carpesano de comunicación se perdía o se rompía, eran ellos y ellas quiénes lo reponían, ya que, en el panel de clase teníamos toda la colección. En muchos momentos para explicar algún concepto nos apoyábamos de algunos pictos. El pictograma de “ayuda” lo utilizábamos mucho, ya que, en muchas ocasiones nos es muy difícil a todos y todas pedir ayuda cuando la necesitamos.






-  ¿y los momentos de descanso?- hay buenos y malos días en los que puede que estés muy contento o contenta, o puede que tengas ganas de sentarte a pensar, otros días te sientes cansado o cansada…por lo que creamos un rincón para que todos y todas pudieran pedir descanso, donde incluimos una caja con juguetes relajante y libros de lectura con texturas y sin ellas. Como podéis ver hay días que el rincón estaba a tope.



También era necesario realizar un control de esfínteres mediante registros, que llevamos conjuntamente con la educadora para acabar de concretar el horario.

Finalizada más o menos la estructura del aula, nos pusimos a observar al grupo en la asignatura de castellano, anotando en una libreta algunas debilidades y fortalezas. Cogimos el Documento puente y el Denver, y comenzamos a programar. 

Una vez establecido lo que íbamos a trabajar, en otra plantilla diferente preparamos grupos de trabajo: un grupo trabajaría conciencia fonológica (tocar el pulsador-grabadora para identificar y señalar la sílaba correcta, imitar el sonido de algunos fonemas, adivinar palabras escribiendo la primera letra dibujo y/o pegando cada una de las letras con velcros…), otro grupo conciencia silábica ( pegar o colocar tarjetas con dibujos  en la sílaba correspondiente, separar sílabas con cruces, meter fichas de madera en las diferentes ranuras según en número de sílabas…), otro artículos ( marcar con cruces, poner pinzas correspondientes a los artículos en donuts plastificados…) y un último grupo encargado de la creación de historias (entre todos y todas construir con imágenes, pequeños cuentos apoyados con sonidos pulsados en un libro). 

Realizamos infinidad de materiales, de mil formas para acceder a todos y todas, cada material seguía acciones de coger, pegar, insertar, vocalizar, clasificar, escribir, hablar, mirar, escuchar, imitar, apretar y tocar.

Al ser cuatro grupos realizamos 4 sesiones, y al finalizar valoramos si repetir una ronda más o cambiar. Así cada mes.




En naturales más de lo mismo. Cuando explicamos los animales preparamos tarjetas con imágenes reales, dibujos y pictogramas, una ruleta con animales, el juego del twister con pegatinas de animales… y así íbamos realizando materiales accesibles a todo el alumnado.

Cómo la clase estaba dividida en rincones TEACCH, había momentos que dividíamos a algunos grupos en mesas de trabajo autónomo, y aprovechábamos también para trabajar con el IRISBOND, un sistema que permite comunicarnos mediante el control del ordenador con la mirada.

El seguimiento de todo lo que hacían lo llevábamos mediante la app de IDOCEO, porque era más fácil y rápido registrarlo. 

Trimestralmente nos reuníamos todo el equipo educativo y repasábamos lo propuesto al inicio del trimestre, añadíamos nuevas propuestas, manteníamos las anteriores en caso de no haberlas conseguido, o flexibilizábamos algunas otras, poniendo en común todas las estrategias.

EL CURSO 2020-21

Este año vuelvo a empezar primero de primaria con otro grupo diferente y ahora nuestro gran reto es aprender a utilizar correctamente el proloquo2go, por lo que estamos preparando una plantilla para la clase en tamaño poster, así todos y todas lo podrán utilizar en cualquier momento del día.

Cada año es una aventura y un aprendizaje nuevo que me encanta, y cada año seguimos luchando y trabajando para que todos y todas formemos equipo y trabajemos conjuntamente, porque el trabajo no coordinado e individual no es funcional no llega a ningún lado. 

Desde la tutoría pude observar a más compis tutores y tutoras con miedo a lo desconocido, con dudas, enfados… y entre todos y todas necesitamos formar equipo, necesitamos echarnos una manita. Se trata de ir poquito a poco y no agobiarse en hacer todo de golpe. El camino es largo pero cada día hay un granito más que hace que quede menos trayecto.




“Si estamos juntos no hay nada imposible. Si estamos divididos todo fallará”  Winston Churchill

Pd: Quiero agradecer a todos aquellos/as profesionales que crean y ceden la gran cantidad de materiales que se encuentran en la red.

(Marina Martínez. Mayo 2021)

lunes, 26 de abril de 2021

ASÍ SE TRANSFORMÓ UN CENTRO ESPECÍFICO EN UNA ESCUELA DIVERSA.

ASÍ SE TRANSFORMÓ UN CENTRO ESPECÍFICO EN UNA ESCUELA DIVERSA.

Un potente testimonio y una maravillosa experiencia que hoy conocemos de la mano de Nieves Rogo. Una evidencia de que cuando se quiere transformar un centro específico en una Escuela Diversa, se aprovechan todas las variables y se consigue.

Ella nos cuenta cómo transformaron el Centro La Purísima (Málaga) y también, el maravilloso corto que realizó sobre esa experiencia.

Con esta excepcional evidencia animamos a todas las Comunidades Educativas, alumnado, profesorado, familias, asociaciones, instituciones... a seguir trabajando y luchando por esa transformación que nos llevará a que todas las Escuelas sean Diversas e Inclusivas y a construir una #Sociedadiversa en la que todas las personas tengan todos sus derechos.


LA TRANSFORMACIÓN.

"Desde hace unos años, hemos visto aumentada las matrículas de alumnos/as con necesidades educativas  especiales para los que no estamos suficientemente preparados profesionalmente, ni tenemos recursos suficientes o no sabemos utilizarlos convenientemente en los colegios “ordinarios”.

La necesidad de aprender me llevó al colegio de La Purísima de Málaga donde mi hermana Mabel y mi amiga de infancia, Nory, entre otros profesionales,  están especializados en las distintas discapacidades. Yo necesitaba fundamentalmente ayuda para empezar a trabajar con una alumna con autismo severo.  El claustro de mi escuelita de Peñón, de la Fundación Victoria, apostó por mantener la opción de modalidad B a una alumna con autismo severo gracias a un acuerdo por el que conservaría su maestro sombra toda la jornada.

Yo ya sabía de la reconversión del colegio La Purísima, un centro de Educación Especial o Específico en un centro “diferente” puesto que no se ajustaba a  lo que conocemos por “ordinario”. Si bien el motivo fundamental de la reconversión  no fue como contamos en el corto. Al colegio le escaseaban las matrículas lo cual no deja de ser una gran noticia. Por tanto, la transformación fue un ejercicio de supervivencia.

Nada más llegar al colegio observé dos compañeros que iban de la mano, a simple vista, uno guiaba al otro. Evidentemente mis prejuicios ya me estaban dirigiendo y jugándome una mala pasada, puesto que quien guiaba era el “otro” niño, no el que había supuesto.. Fui esclava de mis prejuicios. Yo, una PT de toda la vida, con más de 30 años cotizados y casi ya, pensando más en la jubilación que en mi proyección laboral.

Fue ahí que empezó un barullo en mi cabeza que no lograba calmar. No sabía qué era pero algo se estaba barruntando. Atravesé pasillos con sillas de ruedas, cochecitos, muletas, apoyos visuales, decoración austera para resaltar lo importante y lo que quiere hacerse visible sin distracciones innecesarias. Lo más curioso fue que el colegio tenía  sonidos  distintos al que acostumbro. Aquellas aulas no me parecían aulas, sino espacios tal como tenía en mi imaginario de la escuela que quiero, de la sociedad que quiero. Tantos años  pensándola, luchándola, y ahí estaba ante mí aunque todavía no era del todo  consciente.

Cuando acabé ese día de empaparme de la profesionalidad y del espíritu que se respira por los rincones, el batiburrillo que me rondaba empezó a tener forma. Era el colegio  de la inclusión por excelencia.

El Colegio La Purísima se fundó con el objetivo de educar, formar y atender   a alumnos con déficit auditivo. Al quedarse sin matrículas (esto siempre es buena noticia) puesto que estos alumnos fueron los primeros en integrarse en los centros ordinarios, aceptaron a alumnos con diversas discapacidades para lo cuál formaron al equipo de profesores, logopedas, fisioterapeutas, auxiliares,… en los diferentes handicaps.

Contaban con un centro de atención temprana en el propio centro por lo que los alumnos no tenían que desplazarse  durante la semana para disfrutar de sus recursos.

Cuando también  empezaron a escasear las matrículas  pensaron  en que la subsistencia del colegio sería reconvertirlo en un colegio ordinario. Fue una lucha de varios años para que la Consejería eliminara sus prejuicios y advirtiera que el centro podía tener una idiosincrasia diferente a los centros ordinarios  con Aulas Específicas.

La Dirección temía que esta reconversión  le llevaría a perder parte de los recursos y la  identidad del colegio, por lo que otra nueva lucha se presentaba: conservar los recursos  y su identidad.

Fue así que poco a poco iba tomando forma el guion del cortometraje que titulamos DEL OTRO LADO. No fue fácil hacer un guion creíble y que se ajustara al formato ficción por lo que lo acompañamos de otras historias sugerentes y que también son reales. Todas en torno a experiencias directas que he tenido a lo largo de mi vida.

Otra curiosidad que nos llamó la atención  es que los propios profesores y equipo directivo  no advirtieron la relevancia del cambio. Vivían esta nueva normalidad como algo natural.

Los que abrieron puertas y recibieron a nuevos compañeros eran los niños con discapacidad. Se había hecho una reconversión sin antecedentes de forma fluida y natural porque todo el equipo estaba “del otro lado”, de ahí el nombre del cortometraje.  

El proyecto nos ha ido cambiando, hemos tenido choques brutales. Entrábamos en contradicción por culpa de nuestros prejuicios que no nos dejaban situarnos  en las dos realidades al mismo tiempo.  Nos situábamos de un lado o del otro, pero no lográbamos integrar las dos circunstancias a la vez. Y en más dos ocasiones nos preguntábamos ¿pero, en qué  lado está la normalidad?. Con la única intención  de representar el papel asignado,  imaginamos una línea y nos situamos en la que el espectador sabíamos que no iba a colocarse logrando confundirle desde las primeras imágenes.

Nos dimos cuenta  que este proyecto tenía más calado y que sucintamente estábamos siendo testigos de un nuevo paradigma para la Educación.

El cambio de paradigma sugería encontrar una palabra que aglutinara todos los conceptos que hasta ahora manejábamos y que no dejaban de ser excluyentes. Si hablamos de inclusión es porque hay algún elemento excluido. Si utilizamos integración es que existen segregados. Teníamos que avanzar en un nuevo paradigma.

Nosotros, como muchos otros compañeros que hemos conocido en estos años, curioso que lleguemos a la vez al nuevo paradigma, encontramos en la palabra DIVERSIDAD el concepto que aglutina y respeta a todos.

Y este  nuevo concepto de  diversidad va unido al principio de “equidad” que no es más que el derecho a tener “recursos” para desarrollarse y formarse, y de tener una respuesta educativa y social  acorde a los intereses y capacidades individuales.

El colegio hace la reconversión en 2012 como contamos en el cortometraje y durante este tiempo han surgido nuevos retos que sugieren cambios. Es un proceso vivo y que va cambiando y adaptándose.

Si de algo estamos seguros es que para aprender a vivir en diversidad las primeras experiencias en la infancia son cruciales. Estas experiencias van configurando y modelando nuestro pensamiento y nuestra forma de vivir la vida. Los niños aceptan la diversidad y la diferencia  como algo natural. Nuestra responsabilidad será procurar y posibilitar  la convivencia en su día a día. Cada uno en su espacio, a su manera, según sus posibilidades y capacidades. Conviviendo vivirán de forma natural valores como tolerancia, respeto, empatía y compasión. 

Esa línea que imponemos los mayores no existe en la cabeza de un niño. Aprendamos de ellos y no inculquemos prejuicios. Los niños tienen un lenguaje diferente, el lenguaje del corazón. Así termina nuestro cortometraje. No hay más que llamar a la puerta de este colegio o escuela, centro...como queramos llamarle y que nos muestren cómo es posible". (Nieves Rogo)


EL CORTO DEL OTRO LADO".

"La idea del cortomotraje  nace por una necesidad de formarme. Si este proyecto ha salido adelante es porque se han dado circunstancias que lo han hecho posible: un equipo implicado que ha creído en todo momento en la idea inicial y el  valor de la perseverancia que lo  ha alimentado.

Una idea buena  tiene distintos recorridos y la mayoría muere nada más salir de la cabeza por no encontrar ese abono que la cuida y la hace crecer. Nuestro cortometraje DEL OTRO LADO ha caído en buena tierra y ha sido cuidado y crecido por la cantidad de personas que lo han mimado  y  enriquecido " (Nieves Rogo) 

El corto es una historia real sobre diversidad, educación e inclusión que nos abre los ojos frente a nuestros propios prejuicios. 

Una mirada fresca desde el punto de vista, en un principio confrontado, de una madre (Nieves) y una hija (Lola) que confluyen de manera sorprendente al final del camino, invitándonos a reflexionar sólo si somos capaces de situarnos DEL OTRO LADO.

El cortometraje Del Otro Lado ha sido proyectado en el Festival de Cine de Málaga

"“Del otro lado”, un corto inclusivo en el Festival de Málaga.

El cortometraje ha sido idea de Nieves Rogo y producido y dirigido por Maximiliano Aragón. Aborda la diversidad, la educación y la inclusión desde una mirada fresca."


Ha salido publicado en prensa en el diario la Opinión de Málaga el 2-3-2020.

"La inclusión educativa, presente hoy en el MAF a través del cortometraje 'Del otro lado'

El proyecto de la profesora Nieves Rogo se basa en la experiencia real del colegio La Purísima de la capital.


"Esta docente de Pedagogía Terapéutica en el Centro Rural Agrupado Guadalhorce de la Fundación Victoria explica que el objetivo del corto es combatir prejuicios como «no ser capaces de situarnos en otro lado que no sea el nuestro, ver la realidad sólo desde nuestra perspectiva porque los patrones culturales y sociales nos encauzan y limitan el pensamiento»"

El corto está publicado en VimeoEn YouTube podemos verlo con subtítulos en castellano e inglés. 

NIEVES ROGO

"Nieves Rodríguez (Nieves Rogo perfil público) soy casada, hija de una familia numerosa y madre de cuatro hijos. 

Soy maestra P.T. desde hace más de 30 años. Mi primera experiencia como tutora fue en un centro de acogida aneja a un colegio con seis alumnos de distintas edades y distintas capacidades. Sin duda alguna, esta iniciación ha debido marcar mi inquietud por una escuela diferente durante toda mi carrera profesional. 

A mi regreso de un paréntesis de 5 años que viví en Portugal, me ofrecieron escuelas rurales. En ellas continuo ejerciendo, feliz de lograr que se puede vivir en diversidad naturalmente. 

No obstante, mi inquietud por adquirir mayor conocimiento para entender los procesos del aprendizaje con enfoques distintos, me llevó a las neurociencias, casi por casualidad. 

Inmiscuirme en las neurociencias supuso una ráfaga de aire fresco y distinto que reorientó mi profesión y mi vida. Además de encontrar respuestas y fundamentar mi desempeño, me lanzó preguntas y añadió inquietudes, lo cuál es aún más gratificante y emponderante porque me mantiene con mucha curiosidad y ganas de seguir aprendiendo

Las neurociencias nos anima a repensar la educación lanzándonos a un nuevo paradigma transformador

El cambio del término inclusión por diversidad nos trae nuevos enfoques y por supuesto, diferentes horizontes. 

De esta catarsis nacieron proyectos como el blog Neurodiversos, formación a grupos de maestros en Neurodidáctica, el cortometraje “Del Otro Lado”, ensayos y escritos que pronto publicaré y consolidó aquella intuición inicial, de que para que la escuela se transforme, primero tenemos que cambiar nosotros

Y por último hemos probado y comprobado que el principio de equidad es un requisito fundamental para que la desventaja se convierta en posibilidad". (Nieves Rogo)

Algunas de sus publicaciones en neurodiversos:

*¿Un aula inclusiva? ¿Cómo se hace?

*Cuando Alba bajó del tejado azul.

*La importancia del maestro sombra.

lunes, 12 de abril de 2021

LA #LSE EN EL ARCOIRIS DEL PROYECTO ETWINNING "MONO-LOGOS"

 LA #LSE EN EL ARCOÍRIS DEL PROYECTO ETWINNING "MONO-LOGOS" 

Alumnado del IES Etxebarri DHI

El Proyecto eTwinning MONO-LOGOS, como ya todos/as conocéis, lo hemos estado desarrollando de forma colaborativa, los siguientes centros educativos:

-IES ETXEBARRI BHI 

(profesora: Amaya Alonso Cabria)

-Oleksandria School № 9 

(profesora: Olena Baluba)

-Instituto Bilingüe "Miguel de Cervantes" 
(profesora: Profesoras: Irina Alamanova y María Ivanova)

-IES Julio Caro Baroja 
(Profesores: Kais Ouelhazi y Áurea Garde Busóm)

lunes, 5 de abril de 2021

NOEMÍ PRECIADO Y SU HIJA INDIRA. #TESTIMONIOSINCLUSIVOS #FAMILIASINCLSIVAS

NOEMÍ PRECIADO Y SU HIJA INDIRA. #TESTIMONIOSINCLUSiVOS #FAMILIASINCLSIVAS

Hoy os presentamos el testimonio de otra Familia Inclusiva que está trabajando y luchando para que su hija y todas las personas con y sin discapacidad, tengan una buena Educación de calidad, inclusiva y equitativa y que no se vulneren sus derechos. 

Esta familia cree firmemente en la inclusión dentro del aula ordinaria, apostando por ella, trabajando en su Comunidad Educativa, realizando formación y ayudando en la formación de otras personas y colectivos.

Con su testimonio seguimos visibilizando y poniendo en valor a las #FamiliasInclusivas, que trabajan de forma personal y/o en colectivos, asociaciones, instituciones…  

lunes, 22 de marzo de 2021

BEGOÑA FERNÁNDEZ. PROFESORA DE PT. #TESTIMONIOSINCLUSIVOS

BEGOÑA FERNÁNDEZ. PROFESORA DE PT.


Hoy os presentamos el testimonio de Begoña Fernández, maestra de Pedagogía Terapéutica que trabaja y lucha para que todas las personas con y sin discapacidad, tengan una buena Educación de calidad, inclusiva y equitativa y que no se vulneren sus derechos. 

Con su testimonio seguimos visibilizando y poniendo en valor a las #MaestrasInclusivas.

A continuación te invitamos a escuchar y leer sus #TestimoniosInclusivos.


"Soy una mujer con parálisis cerebral y 66% de discapacidad. Tengo autonomía en la marcha y en la manipulación e inteligencia media. Por ello, llevo una vida normalizada (vivo sola, tengo algunos amigos, pareja...).

Aprobé las oposiciones de maestros/as  en la especialidad de Pedagogía Terapéutica del año 2009 en el turno de discapacidad. Solicité reducción de un tercio de mi jornada, ya que trabajar mañana y tarde me desgasta mucho. Trabajé durante 6 años de profesora de apoyo en un colegio de Vitoria. 

Mis compañeras del servicio de apoyo me veían como una compañera más. Intentaban adjudicarme alumnado que no tuviese dificultades del comportamiento, puesto que, debido a mi debilidad y pérdida leve de equilibrio,  querían protegerme de posibles accidentes.

Mi trabajo consistía en dar sesiones de apoyo de matemáticas y lenguaje, tanto dentro del aula ordinaria como en el aula de apoyo. Las dificultades motrices y orales las intentaba paliar con el uso de la tecnología. En general, los tutores y las tutoras no tenían problemas con que yo fuese la profesora de apoyo. Sin embargo, algunas tutoras usaban el último claustro del curso para quejarse de que sus alumnos y alumnas no habían mejorado lo esperado porque yo había sido su profesora de apoyo. Incluso  añadían que mi sustituta del tercio que me reducía, conseguía más mejorías que yo. 

Estaba cansada de esta desconfianza por parte de estas tutoras, por lo que decidí pedir traslado a otro colegio como consultora. Pensé que, al ser un trabajo de oficina, no tendría conflictos con respecto a mi trabajo. 

A este colegio acude una mayoría inmigrante, por lo que hay mucho trabajo con respecto a la coordinación con los servicios sociales y el nivel  académico de los alumnos y alumnas. 

Mi sustituta y yo nos repartimos los ciclos, yo intervenía en primaria y ella en infantil, aunque yo era la última responsable y supervisaba su trabajo.

En primaria, preparaba material para alumnado que necesitaban reforzar contenidos de cursos anteriores y para los que les daba refuerzo; solucionaba problemas con los servicios sociales; solicitaba valoraciones al COP o pasaba pruebas de scrining.

Este trabajo no fue valorado por parte de dirección, puesto que la directora me manifestó su desaprobación hacia mí, alegando que cuando había peleas en el patio no iba a separar al alumnado implicado. Siendo cierto que no lo hacía, era debido a que sabía que soy débil y que en esos momentos mi lenguaje no sería comprendido. Sin embargo, después intentaba hablar con ellos de lo ocurrido y de qué podían hacer para que no volviese a ocurrir. 

Un vez más, se dijo que mi sustituta hacia un trabajo más satisfactorio que el mío. 

Desde la delegación de educación del Gobierno Vasco me ofrecieron una plaza en un colegio de educación especial, como consultora igualmente. Esta plaza era de nueva creación para cuando el psicólogo que había en el colegio se jubilase. Este psicólogo tenía un contrato de relevo, por lo que trabajaba un día y una psicóloga que hacía el resto. Ellos ya llevaban la gestión del alumnado, familias, servicios sociales, etc., por lo que mi tarea fundamental sería dar un impulso a la tecnología para la comunicación que tenían y que no usaban. Ese trabajo no lo haría sola, sino que trabajaría dentro de un grupo de comunicación formado por la psicóloga y las dos maestras de audición y lenguaje (ALE). Nuestro objetivo sería que todo el alumnado accediera a un sistema de comunicación adaptado a su persona.

El planteamiento me pareció bien porque se trataba de un trabajo colaborativo. Además, al ser un colegio al que acuden alumnado con diversidad funcional, pensaba que  encontraría otra actitud hacia mi persona y mi trabajo. 

A principio del siguiente curso empezó a trabajar el grupo de comunicación. Primeramente tuvimos que aprender nosotras el funcionamiento de esa tecnología y conocer el perfil del alumnado. Después hicimos sesiones de formación al resto del profesorado. Con todo ésto conseguimos que esa tecnología se empezase  a utilizar con algunos/as alumnos/as. Los resultados fueron satisfactorios para ellos/as. 

En el centro había un aula multisensorial, de la que yo era responsable de su uso y mantenimiento. Una ALE y yo realizamos un  taller con alumnado que presentaba dificultades del comportamiento. Yo prácticamente me ocupaba del control de la tecnología y de preparar las actividades. Ella se encargaba de dirigir el taller y controlar al alumnado, apoyada por los/as tutores y las auxiliares, que también acudían. El taller gustaba tanto a los alumnos como a los adultos.

En el siguiente curso teníamos intención de seguir con el trabajo empezado el curso anterior y extenderlo al resto del alumnado. Una ALE ya no estaba en plantilla. La dirección del colegio decidió quitar el grupo de comunicación alegando que los logros conseguidos el curso anterior eran fruto del trabajo de la ALE que ya no estaba en plantilla. A mí me adjudicó funciones de mantenimiento informático.

Yo pedía explicaciones pero no obtenía respuesta. No entendía nada. ¿Cómo podía ser que quitasen un grupo que había funcionado bien? Al no recibir respuesta, un día discutí con la jefa de estudios por lo que la dirección puso una queja en el departamento de educación.

El departamento de educación propuso una mediación entre la directora y yo. La mediación la realizaría una inspectora ajena al centro. A la primera convocatoria la directora no acudió alegando haber pasado mala noche. En la segunda convocatoria, después de haber expuesto cada una nuestras razones, llegamos a unos acuerdos. La inspectora los recogió y quedó pendiente de escribirlos formalmente. El día que vino al colegio con los escritos para firmarlos, la directora leyó cada uno de los acuerdos y puso pegas a cada uno, echando por tierra las cinco horas usadas el día de la mediación.

Ante este panorama, el siguiente curso estuve de baja. Mientras, intentaba solucionar mis problemas laborales con el departamento de educación, sin ningún éxito. La única solución que encontré fue solicitar la incapacidad laboral, por lo que estoy pendiente de un juicio que se suspendió debido al confinamiento"

Te invitamos también, a conocer y visitar su perfil de Facebook.


Si tú también eres una Maestra Inclusiva y quieres contarnos tu experiencia y dar tu testimonio inclusivo de cómo colaboras luchando y trabajando por la diversidad, fomentando la inclusión y una buena atención a la diversidad, ayudando a las familias, profesorado, colaborando en asociaciones, colaborando en la formación...

¡Anímate! 

Estaremos encantados de publicarla. A continuación, te dejamos el enlace a un documento en el que están algunas cuestiones a plantear, que te pueden servir como referencia a la hora de hacer tu vídeo o audio. Pídele a tu hijo/a que te haga la entrevista.

Para testimonios de alumnado, profesorado, asociaciones, etc, también contamos con documentos varios que pueden servir de referencia.

Entre todos/as:
para lograr una #Sociedadiversa
 con un #CambiodeMirada
para decir fuerte y claro #FueraEtiquetas

lunes, 15 de marzo de 2021

TRANSFORMACIÓN DE LA ESCUELA: UNA CUESTION DE DERECHOS. EDUCACIÓN ESPECIAL E INCLUSIÓN .

TRANSFORMACIÓN DE LA ESCUELA: UNA CUESTION DE DERECHOS. EDUCACIÓN ESPECIAL E INCLUSIÓN.

Los Centros de Educación Especial como palanca de cambio.

Tras 17 años como orientadora, y en los últimos años como directora del centro de educación especial “ASPRONA” en Almansa (Albacete) pienso y siento que mi trayectoria profesional puede resumirse en una palabra: DESAPRENDER.

Observar el comportamiento en uno mismo y en los demás, cuestionar las ideas preconcebidas, reflexionar sobre los porqué y para qué de los siempre se ha hecho así, analizar las inercias del día a día, se convierte en tareas esenciales cuando eres docente y trabajas con el material más sensible de todos: las niñas y los niños. 

En nuestro centro educativo somos un equipo pequeño de gente comprometida con lo que hace, multidisciplinar y diverso, con la meta puesta en el horizonte inclusivo, que centra sus esfuerzos en potenciar el Servicio de Asesoramiento y Apoyo Especializado (SAAE) como forma de contribuir a la educación inclusiva desde, quizás a simple vista, el lugar más alejado para ello: la escuela de educación especial. 

lunes, 1 de marzo de 2021

PROYECTOS SOBRE #LSE EN LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, PRESENTADOS EN LA NOCHE EUROPEA DE LOS INVESTIGADORES.

PROYECTOS SOBRE #LSE EN LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, PRESENTADOS EN LA NOCHE EUROPEA DE LOS INVESTIGADORES.

En la clase de Lingüística Aplicada con el profesor de la Universidad de Sevilla, Juan Pablo Mora, el alumnado trabajó distintos proyectos que presentaron en la Noche de los Investigadores: proyectos de investigación-acción, Aprendizaje Servicio y ECO, en los que estuvieron trabajando el primer cuatrimestre.

Dos de esos proyectos versan sobre la Lengua de Signos.

Para él es muy importante que el alumnado con el que trabaja reflexione, profundice, debata, analice y trabaje en todos los temas relacionados con la Diversidad e Inclusión.